La Distracción

La distracción nos saca de nosotros para volcarnos totalmente en el exterior, olvidándonos de lo que es esencial, sentirnos conscientemente en las experiencias, en la vida.

Muchas veces las flores con las que se intentan adornar las experiencias no hablan de lo que las experiencias traen en si mismas. Muchas veces esos ornamentos sólo distraen, apartan nuestra “mirada” de lo que realmente está ocurriendo. En esa distracción, uno no puede apartar la vista de esos “adornos” o sí, pero ocasionalmente, sólo por momentos breves, y eso no le permite a uno entrar en lo que es importante.

“Siente esta experiencia, siente esa experiencia, respira en ella, respírala y así obtendrás esa sabiduría que transforma las situaciones, y no por mágicas sino por conscientes. Respira y siente, deja que fluya y realmente vendrá a ti aquellos que es adecuado para ti. No te pierdas en la superficie, en los detalles que distraen, respira como si quisieras que la verdad te fuera revelada en esa respiración, como si bucearás en medio de la “basura mental” en busca de una verdad que está más allá de esa superficie que lo está ocultando a tu mirada mediante la distracción”. 

Clara Freire (Cati)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *